Usted está aquí

Infusiones Ayurvédicas para los doshas

La mezcla tradicional de hierbas del Himalaya probada por los siglos tienen efectos beneficiosos sobre la salud general y la condición mental de cada individuo de acuerdo a sus características constitucionales y la combinación individual de las tres energías biológicas (doshas) de vata, pitta y kapha.

Cada ser humano nace con una proporción única de las tres energías biológicas (doshas) de vata, pitta y kapha, que participa en la formación de nuestras características mentales y físicas. En el transcurso de la vida, las proporciones del dosha se desvían de su estado original por varias razones y, posteriormente, afecta nuestra condición de salud mental y física. La conciencia mental, los pensamientos, las emociones, las relaciones, la dieta, el régimen diario, el estilo de vida, las estaciones y el ambiente en el que vivimos influyen en el equilibrio o desequilibrio de los doshas.

Los tres tipos característicos elementales Vata, Pitta y Kapha tienen siete combinaciones más diversas (Vata-Pitta, Pitta-Vata, Vata-Kapha, Kapha-Vata, Pitta-Kapha, Kapha-Pitta y Vata-Pitta-Kapha). Si tenemos un carácter Pitta dominante, entonces somos tipo Pitta. Si nos podemos identificar igualmente por ejemplo con las características de Vata y Pitta, entonces estamos combinados Vata-Pitta. Sin embargo, incluso con el tipo combinado, una característica es siempre más dominante que la otra. Un tipo igualmente equilibrado Vata-Pitta-Kapha es muy único.

Por ejemplo, si alguien con la característica dominante Vata comienza a mostrar signos de un malestar, es sobre todo porque su Vata-dosha se ha agravado dramáticamente. Una cantidad excesiva de cualquiera de los tres doshas siempre da como resultado un desequilibrio mental y un funcionamiento inadecuado de algunos órganos corporales. Nuestra tarea entonces es traer estas fuerzas de la vida de nuevo a su estado originalmente equilibrado. La comprensión de estos principios psicosomáticos, es la clave fundamental para una vida sana y equilibrada. Si nos volvemos más conscientes de su impacto y efecto, podremos evitar los hábitos y estereotipos, que más tarde pueden causar una variedad de enfermedades.